Seis Consejos Para
Una Inducción Efectiva

3. Induccion Efectiva.jpg

Los primeros días en el nuevo trabajo son los más críticos tanto para el jefe como para el empleado. Por lo tanto, un mal proceso de inducción y una mala organización podría tener un complicado comienzo en el nuevo empleo. Según estudio de Bersin/Deloitte, el 4% de los trabajadores renuncian después de un primer día malo, y un enorme 22 % de la rotación del personal se produce en los primeros 45 días.

Una inducción bien organizada, bien pensada y a largo plazo, beneficiará a toda la organización, Por lo tanto, es muy importante dedicar tiempo y esfuerzo para asegurar que el proceso de inducción sea lo más eficaz posible. Yipsi Cambara HR Executive Hays Colombia- Chile recomienda los siguientes puntos importantes.

 1. Comience a inducirlo antes de que ingrese

Usted debe comenzar el proceso de inducción tan pronto como el candidato haya aceptado el trabajo. Una vez que la oferta ha sido aceptada verbalmente, envíe inmediatamente una carta de oferta junto con el contrato de trabajo, confirmando los detalles clave, como hora de inicio y cómo será la dinámica en su primer día.

 2. Asegúrese de mantenerse en contacto durante todo el período de preaviso

Si su nuevo recluta está trabajando y tiene período de aviso largo, esto puede significar que su contacto puede disminuir, pero trate de hacer un esfuerzo para ponerse en contacto frecuentemente. También es positivo dejarlos invitados a cualquier evento social del equipo planificado que tenga lugar durante su período de preaviso, para que pueda conocer a sus futuros colegas. También debe instar a los miembros de su equipo a conectarse con el nuevo titular en LinkedIn, enviándoles un mensaje personalizado sólo para saludar y darles la bienvenida. A medida que se acerca su fecha de inicio, proporcione información sobre algunos aspectos prácticos sencillos como código de vestimenta, disponibilidad de estacionamiento y servicios cercanos.

3. Prepárese con anticipación para el primer día del nuevo integrante

La preparación es la clave para asegurar que el primer día de su nuevo integrante se desarrolle sin problemas. Durante las semanas que preceden a su fecha de inicio, planee una agenda de inducción adaptada (esto ser por lo menos entre 2 a 6 semanas, dependiendo del rol y nivel de antigüedad), y enviarlo vía correo electrónico. Esta inducción debe incluir las reuniones regulares con usted, presentaciones a todos los departamentos pertinentes y partes interesadas, y, por supuesto, una visión general del negocio, el equipo y las prioridades. Si el nuevo integrante recibe esto antes de tiempo, sabrá qué esperar durante sus primeras semanas, a quién va a reunirse y en qué lugares tendrá que estar.

4. El primer día y la primera semana

Invite a su nuevo integrante a entrar a las 10 am para su primer día. Esto le permite tiempo para organizarse completamente antes de su ingreso. Al llegar, asegúrese de que hay alguien allí para saludarlo, y que se ha informado al personal de recepción adecuadamente. Muéstrele su escritorio y tómese el tiempo para presentar el nuevo integrante a su equipo de inmediato. A continuación, inicie su programa de inducción que debería durar un par de semanas.

5. Cree oportunidades para promover su Employer Branding

Haga todo lo posible para crear una experiencia de bienvenida de su nuevo integrante. Un nuevo miembro del equipo presenta una oportunidad para promover la marca en las redes sociales. Otras organizaciones han hecho de los medios de comunicación social una parte clave del proceso de bienvenida al tener una foto de estudio tomada del nuevo integrante y compartida en las páginas de la empresa. Este tipo de iniciación favorece la vinculación del equipo y puede dar una gran exposición a su marca y cultura de la empresa.

6. Chequea regularmente el proceso

Recuerde crear oportunidades para la retroalimentación durante el proceso de inducción. Es importante informarse cómo han sido los primeros días de un empleado nuevo, desde su propia opinión. Esto se hace mejor en una sala privada lejos del equipo. Cada feedback es una oportunidad de mejora, por lo que alentar la retroalimentación honesta y tomar medidas adecuadas es lo mejor para ello. Mediante el chequeo constante, puede demostrar a su nuevo integrante que es posible operar una política de puertas abiertas y abordar los problemas antes de que se conviertan en un problema.