¿Qué no debes hacer en una entrevista de trabajo?

Mucho se comenta sobre que se debe evitar en las entrevistas, y acá colocamos los mejores tips de lo que “NO” debes hacer para asegurar el éxito.

Demitir-se em grande estilo.jpg

¡El mercado se está moviendo!... se necesitan candidatos potentes, con potencial de crecimiento, transversales y multifacéticos, con inglés avanzado y experiencia en temas técnicos… Que fácil leer esto y decir “mi perfil puede calzar”. Efectivamente puedes ser el indicado, pero lamento contarte, que aún falta un paso clave, el primero de todos los pasos, que es como te enfrentarás a la posible entrevista que te abrirá las puertas a un nuevo desafío.

Es sabio que en una entrevista de trabajo hay que actuar cordialmente, intentar demostrar tus habilidades, conocimiento y experiencia pero sin quedar como una persona arrogante ante el reclutador, consultor o representante de recursos humanos de la compañía. Mucho se comenta sobre que se debe evitar en las entrevistas, y acá colocamos los mejores tips de lo que “NO” debes hacer para asegurar el éxito.

NO PREPARAR LA ENTREVISTA
La preparación de la entrevista aumentará tus posibilidades de conseguir un trabajo, donde aconsejamos que conozcas de la empresa, la posición vacante, hasta quien te entrevistará, e inclusive sobre los procesos productivos o de ventas, algo que te haga sentir cómodo, demuestre seguridad y eso entregará confianza al cliente.

NO ADAPTAR TU PERFIL A LA NECESIDAD.
Para esto es importante la información que entrega el consultor o quien lidera el proceso, ya que así tienes una idea más clara de lo que necesitan, de esa manera destacarás tópicos o temas que sean de interés, cautiven al entrevistador y generen un lazo de seguridad – confianza, que de seguro ayudará a que avances en el proceso. Ejemplo claro, sabes que el que será Jefe directo de la posición está implementando un nuevo sistema de información, el cual tu manejas debido a tu experiencia, eso dará un tema de conversación cómodo entre expertos del tema, lo que genera confianza.

LLEGAR ATRASADO
¡NUNCA PUEDES LLEGAR ATRASADO! … para el cliente y consultor es una pésima señal, ya que inmediatamente se pone en el lugar de un colaborador de su compañía llegando tarde a una importante reunión o compromiso. Cada caso es diferentes, pero es una regla que no se debe romper.

DESCUIDAR TU VOCABULARIO Y PRESENCIA
Es clave tu forma de comunicación, tanto verbal como no verbal, nuestra postura muestra mucho, de hecho, te “saca la foto” como se dice coloquialmente. Y tomando de esta última palabra, lo coloquial puede ser una herramienta cuando estás en plantas y quieres demostrar tu comunicación a todo nivel, pero no estarás en planta normalmente en entrevista, por lo que siempre se debe tener un lenguaje corporal relajado y verbal seguro (con uso de conceptos técnicos, presupuestos y proyectos en la punta de la lengua), que inspire confianza y manejo, además de una excelente presentación personal, siempre adecuada a la posición, es distinto entrevista en un banco que una metalmecánica.

 

PREGUNTAR SOBRE LOS BENEFICIOS, VACACIONES Y EL SUELDO.
Mucho cuidado con esto, ya que se considera muy acelerado e inclusive psicológicamente esto es analizado por los líderes de procesos, para entender cuáles son las reales prioridades y motivaciones de los candidatos, por lo que esto debe ser tratado luego de las primeras entrevistas, pero debes dejar muy claro tus pretensiones para que esto sea limpio y respeten esos valores.

MOSTRARSE NERVIOSO E IMPULSIVO
Como en todas partes, la humildad, cercanía, confianza, condescendencia y flexibilidad con características que todos queremos en nuestros candidatos, la mejor forma de mostrar esto, es preparándose y usando los consejos anteriores, ya que así te sentirás más cómodo, tendrás un lenguaje más suelto y preparado para preguntas que realizarán, por lógica tu nivel de nervio o de interrumpir disminuirá y la entrevista seguirá un curso armónico.

MENTIR / OCULTAR
“Siempre se pilla más rápido a un mentiroso que a un ladrón” famoso dicho que todos conocemos, y es la simple verdad, ya que hoy en día tenemos muchos sistemas que nos permiten tomar referencias de personas que alguna vez trabajaron con el candidato o fueron lideres directos, y ellos son claves a la hora de corroborar competencias o experiencias del potencial nuevo colaborador. Lo mejor es ser siempre honesto, claro y tener referencias importantes que puedan avalar tu vida laboral.

Por Felipe Ruiz
Principal
Hays Chile