Conoce la personalidad de las organizaciones

Estas características tan especiales son las que al final hacen complejo entender la cultura de una organización

capo 10 lode img resized

Todas las empresas tienen una “personalidad” que las caracteriza. Existe el lado estructurado que viene definido por los valores, la misión, la visión y las políticas organizacionales que pautan el “deber ser” del comportamiento dentro de la estructura, pero existe también otra cara, definida por los rasgos y cualidades particulares de cada organización, estas tienen tanta vida que incluso mutan, hablan, definen rituales y casi que hasta respiran.
Estas características tan especiales son las que al final hacen complejo entender la cultura de una organización, pero intentaremos analizarlo desde 3 puntos de vista que en mi opinión, son los que más pueden afectar para definir estos patrones tan especiales.


El primero es la exposición al mundo, una empresa que se mantiene en constante conversación con el mundo y que dentro de su estructura contiene riqueza multicultural, tiende a desarrollar entornos de alta flexibilidad, adaptabilidad y competitividad, el evidenciar todos los días que tu competencia directa va más allá de las fronteras delimitadas por un mapa, convierte a las personas de estas empresas en constantes emprendedores de su trabajo y cada nueva persona que se suma rápidamente lee la dinámica que ese entorno da.


El segundo es la permeabilidad de la tecnología en la organización, el uso de herramientas tecnológicas es otra variable de alto impacto, éstas te permiten depender cada vez menos de la velocidad o el trabajo de un tercero, hacen que los logros se alcancen más rápidamente, pues reducen los tiempos dedicados a actividades que pueden ser automatizadas o gestionadas remotamente. Sin embargo, también es la variable que yo considero hoy en día es más peligrosa.
No podemos dejar de avanzar en tecnología, pero tampoco podemos sacrificar la interacciones con otras personas para mantenernos sanos mentalmente, el reto de esta característica está en encontrar el balance perfecto o en adicionar al día a día instancias que permitan enriquecerse con el contacto de un colega.


El tercero y último es los líderes de la entidad, normalmente son el alma. Estos definen la pauta bajo la cual la empresa camina, vienen desde dueños de empresa hasta gerentes de línea, la forma en la que ellos interactúan con el equipo, delimita las acciones permitidas y el modelo de trabajo.
Es posible que evaluando cada una de estas variables se pueda llegar a una definición de la cultura de la empresa más cercana a lo que viven los empleados en el día a día, generar cambios en cualquiera de estas tres puede ser la terapia que la personalidad tu empresa necesita.

Por: Luisa Niño
Team Manager
Hays Chile