El otro lado de la moneda del headhunting
Como todo en esta vida existen dos lados para cara historia

Nuestros procesos inician mucho antes de cualquier requerimiento entregado por un cliente. 

blog_diversityprocurement_medium

Desde que inicié en este negocio me he encontrado con la constante crítica en redes sociales hacia la gestión realizada por los Head Hunters en el manejo de los procesos de selección. Como todo en esta vida existen dos lados para cara historia y en esta ocasión en especial me gustaría tomarme unos breves minutos para mostrarles un poco lo que es la vida de un Head Hunter y dar un par de consejos a las personas que se encuentran en búsqueda activa para que nos colaboremos mutuamente.

Nuestros procesos inician mucho antes de cualquier requerimiento entregado por un cliente, inicia desde que nos sentamos por primera vez a entrevistar a un candidato. Por la naturaleza de nuestro negocio las entrevistas proactivas son parte del día a día y nos ayudan a construir con nuestros candidatos las relaciones a largo plazo que después nos llevan a poder encontrarles trabajo.

Sin embargo, nuestra fuente principal de candidatos la obtenemos a través de las publicaciones de vacantes y acá viene el primer consejo y por consiguiente la otra cara de la moneda.

Al realizar una publicación para una vacante puedes recibir en promedio entre 600 y 700 postulantes; seria fenomenal poder decir que esos 600 postulantes cumplen con gran parte de los requerimientos publicados en la vacante pero lamentablemente estamos hablando de que solamente entre un 10 y 15 % de las personas que aplican a las vacantes en Chile tienen más del 50% de las restricciones planteadas.

Siguiendo con el párrafo anterior, de las entre 600 y 700 postulaciones, solo  tendríamos 90 excelentes candidatos para conocer personalmente y poder presentar en nuestros procesos. Pero para esto tenemos que validar 510 perfiles que no tienen nada en común con lo que requerimos. Quiero dejarles claro que entiendo perfectamente la ansiedad por la que pasa una persona que se encuentra en búsqueda activa de trabajo y que alguien les dio el mal consejo de aplicar a todo lo que vean porque en teoría así los Head Hunters veremos su perfil.

Déjenme aclararles que esto no es así, tenemos tantas labores en un día convencional que enfocamos nuestros esfuerzos en validar a los candidatos que dentro de su postulación también muestran respeto por el tiempo de la persona que se encuentra al otro lado y que entienden que a la vacante aplican personas que necesitan el trabajo y cumplen con el perfil.

Trabajamos en función de ayudar a nuestros candidatos, es por eso que entre MENOS tiempo tengamos que invertir en la validación de perfiles que no cumplen MÁS tiempo podremos estar en el mercado buscando oportunidades para ti.

Otro tema que nos pone entre la espada y la pared son los requerimientos planteados para poder tener en cuenta a un candidato. Desde ya quiero aclararles que nosotros somos asesores de nuestros clientes y queremos que encuentren a la mejor persona para su negocio y siempre será así: SU NEGOCIO, no nuestro.

No somos quienes definen los criterios de la vacante, los requerimientos que solicitamos en las publicaciones no son negociables pues nosotros somos un intermediario entre el cliente y el mercado debemos cumplir con lo que ellos nos piden como filtro mínimo y no podemos hacer que el cliente vea candidatos que cumplen parcialmente con la vacante pues eso implica que un candidato que tiene el 100% de los criterios se quedara sin la oportunidad.

Tengan por seguro que nosotros hacemos lo humanamente posible por ampliar las restricciones y que sea posible tener en cuenta un volumen mayor de postulantes.

Después de la postulación y el requerimiento en sí, viene el proceso. El acompañamiento debe ser impecable, los candidatos deben recibir retroalimentación siempre y el control de la ansiedad debe ser mitigado por la confianza Head Hunter – Candidato.

Somos humanos y muchas veces nos falla en algún punto la memoria, contamos con miles de controles para evitar que eso pase pero mentiría si dijera que puede pasar en algún momento, por eso mí mejor consejo es: ayúdennos a no olvidarlo jamás y pregunten por su retroalimentación si sintieron que pasó un tiempo prudente y no los hemos llamado. Sé que es parte de nuestro trabajo pero también eres tú el que está interesado en buscar una nueva oportunidad.

Por último, quiero darte un consejo que te será útil en el futuro, adicional a enviarnos tu cv directo al correo del consultor especializado, aplica por la página de las distintas empresas de Head Hunter. El control de datos implica que debes autorizar el uso de tu información para procesos de selección por eso así nos envíes tu cv al correo siempre será necesario que nos des autorizaciones.

Entendemos que tienes necesidades y somos apasionados por ayudar a las personas, si nos ayudas con un par de estos consejos seguramente podremos dedicar muchas horas a acompañarte en este proceso de búsqueda.

Por Luisa Niño 

Team Manager 

Hays Chile