¿Qué te desarrolla a ti como líder, ejecutivo y persona?
Cuáles son las tuyas?

Aprovecha a pensar en tu vida y valora las cosas que te han trasformado a ti como trabajador.

conciliacion-peque.jpg

Hay tres cosas que me han cambiado a mi como persona y ejecutivo durante en el transcurso de mi vida y me gustaría explicárselas. Cuáles son las tuyas? Aprovecha a pensar en tu vida y valora las cosas que te han trasformado a ti como trabajador.

Soy el hermano más joven de una familia con 4 hijos, tradicional y conservadora del interior de Brasil. Tuve una educación rígida y amorosa, combinada entre mi madre, mis hermanos y la disciplina que adquirí desde pequeño como lo fue el arte marcial. Así comenzó mi vida ejecutiva.

Arte marcial

Fui practicante y atleta de TaeKwondo por más de 20 años, estuve en diferentes campeonatos regionales, nacionales e internacionales. Gané y perdí muchas veces, pero lo más importante es que siempre saqué una enseñanza de cada una de ellas. Superé desafíos físicos, mentales y estructurales. Me esforcé al máximo en la búsqueda de la mejora diaria hasta desmayarme, literalmente, pero solo en pocas ocasiones. Muchas veces no estaba clasificado o no estaba en disposición para competencias, pero siempre disponible a apoyar y entrenar con el equipo para darles apoyo a mis colegas en cada uno de los entrenamientos.

Tuve muchos sueños y objetivos frustrados, aprendí a lidiar con la decepción. Las frustraciones se convertían en combustible para otro día de trabajo. La doctrina militar del arte, me ayudó a organizar y crear rutina, planificación, respeto, escucha activa y obediencia al más experimentado.

Paternidad

Muchas cosas importantes han ocurrido desde este punto. Ciertamente el cambio más drástico en cómo ver la vida y el día a día de trabajo. Ahora no respondo sólo por mí, tengo una hija pequeña observándome todos los días y dependiendo de lo que hago en cada momento. Ella es quien me da valor y motivación para ir a trabajar feliz todos los días. Ella es la que me ayuda a llegar a mi casa todos los días contento y con una sonrisa en la cara para poder compartir los momentos en familia. ¡He ganado flexibilidad, ejercito a diario la negociación con una niña de casi 6 años, y normalmente pierdo!

Aprendí a celebrar todos los logros. ¡Nunca son pequeños! Nunca! Desde la primera sonrisa, primer paso, primeras palabras, primera llamada a un cliente, primera reunión programada... Cosas tan simples y pequeñas para una persona, son enormes conquistas y logros cuando está al principio de un proceso de aprendizaje.

Soy más paciente y más didáctico al intentar extraer lo mejor de cada persona que me rodea. Al final, el tiempo es relativo y la ansiedad no resuelve ningún problema ni acelera ningún proceso, lo más importante es actuar. Tener claro un plan de acción coherente muy bien planificado, estructurado, con paso a paso y comunicado de manera eficiente a que seamos cada día más asertivos.

He mejorado mi rutina y organización ya que ahora sirvo, verdaderamente, como un modelo un ejemplo. El mejor ejemplo de liderazgo por ejemplo es el escenario familiar. Los niños son esponjas que aprenden observando y así son nuestros equipos de trabajo. El famoso WALK THE TALK.

Maratón

La primera lección fue querer inscribirme en mi primera maratón... y la lección fue: ¡Soy loco! No necesito demostrarle nada a nadie sobre ser capaz de completar la prueba, entonces, por qué someterme a una carrera de 42,195Km, sí, en esta distancia los 195 metros hacen diferencia. ¿Por qué intentar completar una prueba donde personas ya murieron? La historia de la Maratón es un caso aparte y merece ser conocida por todos, vale la pena investigar!

Coordinar entrenamientos, trabajo y familia fue una tarea complicada pero fue un óptimo ejercicio de rutina, planificación y acción.

Me interesa conocer y estudiar cada Km de la prueba que fueron imprescindibles en la planificación del día de la carrera... altimetría, puestos de hidratación, toma de tiempo y puestos médicos. Conocer dónde voy es algo que hago todos los días preparándome a reuniones con clientes, y entrevistas con candidatos. Así nos preparamos como expertos y podemos ofrecer mejores resultados.

Para concluir, el Maratón de Santiago 2018 fue un gran hito personal que me enorgullece. Todavía estoy decidiendo si me arriesgo a otra prueba como está pero recomiendo que todos los ejecutivos se inscriban y entrenen física y mentalmente para este desafío. Solo tienes que ganar y desafiar a los competidores para ganarte a ti mismo.

 

La vida es un Maratón, planea cada paso, celebra cada día, esfuérzate hoy más que ayer y menos que mañana. Reconoce todo que te trasforma y te fortalece.

¡Disfruta el viaje!

 

Por: Luis Fernando

 

Regional Director

 

Hays Chile